Jesús el Hijo de Dios Es Nuestro Señor y Salvador: Con Él Estamos Seguros

Comentario

Solamente Tenemos Seguridad En Jesús el Hijo de Dios Quien Es Nuestro Señor y Salvador

Jesús el hijo de Dios es nuestro Señor y Salvador, conocemos como: el verbo de Dios, es el mejor líder de la historia y el único que por si mismo se constituye en la mayor garantía de seguridad para hombres y mujeres de fe por todo el mundo. Por lo menos eso significa Jesucristo para mi, qué dices tú?

Jesús el Hijo de Dios Es Nuestro Señor y Salvador

En este artículo quiero compartir algunos motivos para hablar de Dios y darle toda la gloria que el se merece y motivar a aquellos que todavía no le han entregado su vida, a que lo hagan, Dios es bueno y te ama más de lo que te imaginas. No hay razones para dudar de su inmenso amor y misericordia y eso a muy pesar de los momentos difíciles en que nuestra capacidad no puede entender la realidad que vivimos.


A lo mejor eres un joven cristiano, un pastor, predicador, evangelista o misionero, quizás un profeta, lo cierto es que Dios busca hombres y mujeres que tengan fe y confíen en su amor. Dios te ama, y la mejor forma de mostrar ese amor fue con la vida y muerte de su propio hijo, nuestro Señor Jesucristo.

La Mayor Garantía de Seguridad Que Tenemos Los Seres Humanos


La Biblia dice: "De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna" (Juan 3.16). Siendo de esta forma, no podemos dudar nunca del amor de Dios para su pueblo, y aún para los del mundo a los cuales les está brindando esta salvación tan grande.

Todos nosotros los seres humanos hemos hecho, dicho o pensado cosas muy malas, a eso se llama pecado, y nuestros pecados nos han separado de Dios. Esa es la razón por la cual tenemos que pedirle perdón al Señor y cambiar nuestro estilo de vida. La biblia dice "Todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios" Dios es perfecto y santo, y nuestros pecados nos han separado de Dios para siempre o hasta el momento de rendir nuestras vidas a él.

La Biblia dice que la paga del pecado es muerte. Te recomiendo la vida, y Cristo es el camino, la verdad y la vida, además recuerda que nadie llega al padre sino por él (Juan 14:1-14).

Para todo hombre o mujer que pueda leer esto, Es de vital importancia el recordar que Dios mandó a su hijo Jesucristo a morir por nuestros pecados. Jesús es el Hijo de Dios, vivió una vida perfecta y murió en la cruz para pagar por nuestros delitos. "Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros" (Romanos 5:8).

Nuestra salvación es inmerecida, y debe ser justamente valorada pues el Señor no dará por inocente al pecador, y menos al que sabe hacer lo bueno y no lo hace. Por más que los seres humanos busquemos excusas para no servirle a Dios, el sacrificio de Jesús debe ser valorado.

Ya pasaron casi 2000 años que Jesús el hijo de Dios nuestro Señor y Salvador, el mejor líder que tenemos en la historia y la mayor demostración de amor, resucitó de entre los muertos y ahora está en el cielo con Dios Padre, desde entonces Jesús nos ofrece el regalo de la vida eterna, de vivir por la eternidad con él en el cielo si lo aceptamos como Señor y Salvador.

Jesús dijo "Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. Te digo que no hay otro camino ni otra puerta para llegar a Dios.

Muchos andan en la vida sin fe y sin esperanza, a lo mejor en tu vida tienes un vacío que nada ni nadie puede llenar, y es que ese lugar en tu corazón le pertenece al Señor. Dios se nos acerca con amor y quiere que seamos sus hijos. Mas a todos los que lo recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios (Juan 1:12). Usted puede pedirle a Jesús el verbo de Dios, que le perdone sus pecados y que entre en su vida como Señor y Salvador, no espere a que sea tarde, el Señor espera por ti.

Es triste ver como cada día las personas ponen excusas baratas para no reconciliarse con nuestro Señor y más triste es el verlos partir de esta vida sin garantías de salvación. Amado amigo lector si no estas gozando de la mejor vida, la vida cristiana y si quieres aceptar a Cristo sólo le tiene que pedir que sea tu Salvador y Señor orando una oración como esta:

Señor Jesús, humildemente vengo a tu presencia, creo que eres el Hijo de Dios, gracias por morir en un madero por mis pecados, por favor perdóname mis pecados y dame el regalo de la vida eterna, escribe mi nombre en el libro de la vida y que nunca sea borrado, reconozco que eres el Hijo de Dios y que él te levantó de entre los muertos, te pido que entres en mi vida y mi corazón y que seas Señor y Salvador, quiero servirte siempre, en esta vida y en la futura. Amen.


Mira otras entradas de nuestro blog y aprende más de: Dios, Jesucristo y Su Evangelio.

0 Deja Tu Comentario:

Publicar un comentario