¿Cómo Se Eligen Los Santos?: El Proceso de Canonización En La Iglesia Católica

Lic. Selvio Guzmán
La elección de los santos católicos

Veamos la definición y la forma en que se desarrolla todo el proceso de beatificación y canonización dentro del catolicismo, cuáles son elegibles, los requisitos a cumplir y un poco de historia...

Los hombres y mujeres canonizados de forma oficial por el catolicismo son más de 10,000, pero los procesos que conocemos hoy en día para dicha canonización son relativamente nuevos, datan del siglo XV111. En este reporte te presentamos todo el procedimiento para que un católico sea declarado santo.

¿Qué Es y Cómo Se Realiza el proceso de Beatificación y Canonización?


Se conoce como canonización al acta mediante el cual la iglesia católica declara a santa a una persona ya fallecida, la incluye en la lista de santos reconocidos (canon) y otorga el permiso para su veneración, se reconoce su poder de intercesión ante dios, se le asigna una fiesta litúrgica, se le dedican iglesias, capillas o altares.

En los primeros años del cristianismo todos los hombres y mujeres de fe eran considerados como santos, pero con el paso del tiempo esto cambió y se empezó a considerar solamente a algunos a quienes se les reconocía por aclamación popular. No existían requerimientos o procesos formales.

Fue durante la Edad Media que la iglesia comenzó a regularizar este proceso y tanto la Iglesia católica como la ortodoxa poseen sus propias formas y mecanismos de canonización.

En la iglesia católica todo inicia con una investigación exhaustiva de la vida de la persona y existen cuatro vías para llegar a las declaraciones de beatificación y canonización:

- La vía del martirio.

- La vía de las virtudes heroicas.

- La vía de las causas excepcionales, confirmadas por un culto antiguo y fuentes escritas, llamada también "beatificación/canonización equivalente".

- La vía del ofrecimiento de la vida: una cuarta abierta por el papa Francisco con el motu proprio Maiorem hac dilectionem, con el parecer favorable de la Congregación para las Causas de los Santos en la sesión plenaria del 27 de septiembre de 2016.

¿Qué se necesita para ser un santo en la iglesia católica?


El hombre o la mujer que tenga los méritos suficientes para ser considerado un santo católico necesita pasar por las cuatro etapas en un proceso de canonización y son las siguientes:

1- Ser un siervo de Dios.

El obispo diocesano y el postulador de la causa piden iniciar el proceso de canonización. Y presentan a la santa sede un informe sobre la vida y las virtudes de la persona.

La santa sede, por medio de la Congregación para las Causas de los Santos, examina el informe y dicta el decreto diciendo que nada impide iniciar la causa (Decreto "Nihil obstat"). Dicho decreto es la respuesta oficial a las autoridades diocesanas que han pedido iniciar el proceso canónico.

Obtenido el decreto de "Nihil obstat", el obispo diocesano dicta el decreto de Introducción de la causa del ahora siervo de Dios.

2- Ser venerable.

Esta parte del camino comprende un total de cinco etapas:

A)- La primera etapa es el proceso sobre la vida y las virtudes del siervo de Dios. Un tribunal, designado por el obispo, recibe los testimonios de las personas que conocieron al siervo de Dios. Ese tribunal diocesano no da sentencia alguna; ésta queda reservada a la Congregación para las Causas de los Santos.

B)- La segunda etapa es el proceso de los escritos. Una comisión de censores, señalados también por el obispo, analiza la ortodoxia de los escritos del siervo de Dios.

C)- La tercera etapa se inicia terminados los dos procesos anteriores. El relator de la causa nombrado por la Congregación para las Causas de los Santos, elabora el documento denominado "Positivo". En este documento se incluyen, además de los testimonios de los testigos, los principales aspectos de la vida, virtudes y escritos del postulado.

D)- La cuarta etapa es la Discusión de la "Positio". Este documento, una vez impreso, es discutido por una comisión de teólogos consultores, nombrados por la Congregación para las Causas de los Santos. Después, en sesión solemne de cardenales y obispos, la Congregación para las Causas de los Santos, a su vez, discute el parecer de la comisión de teólogos.

E)- La quinta etapa es el decreto del santo padre. Si la Congregación para las Causas de los Santos aprueba la "Positio", el Santo Padre dicta el Decreto de Heroicidad de Virtudes. El que era siervo de Dios pasa a ser considerado venerable.

3- Ser beato o bienaventurado.

A)- La primera etapa es mostrar al "Venerable" a la comunidad como modelo de vida e intercesor ante Dios. Para que esto pueda ser, el postulador de la causa deber probar ante la Congregación para las Causas de los Santos:

- La fama de santidad del venerable. Para ello elabora una lista con las gracias y favores pedidos a Dios por los fieles por intermedio del venerable.

- La realización de un milagro atribuido a la intercesión del venerable. El proceso de examinar este "presunto" milagro se lleva a cabo en la diócesis donde ha sucedido el hecho y donde viven los testigos.

B)- Durante la segunda etapa la Congregación para las Causas de los Santos examina el milagro presentado.

C)- En la tercera etapa y con los antecedentes anteriores, el santo padre (el Papa) aprueba el decreto de beatificación.

D)- En la cuarta etapa el santo padre determina la fecha de la ceremonia litúrgica.

E)- La quinta etapa es la ceremonia de beatificación.

4- Ser proclamado santo.

A)- La primera etapa es la aprobación de un segundo milagro.

B)- Durante la segunda etapa la Congregación para las Causas de los Santos examina este segundo milagro presentado. Se requiere que este segundo hecho milagroso haya sucedido en una fecha posterior a la beatificación. Para examinarlo la congregación sigue los mismos pasos que para el primer milagro.

C)- En la tercera etapa el santo padre, con los antecedentes anteriores, aprueba el decreto de canonización.

D)- La cuarta etapa es el Consistorio Ordinario Público, convocado por el papa, donde informa a todos los cardenales de la Iglesia y luego determina la fecha de la canonización.

E)- La última etapa es la ceremonia de la canonización.

El tiempo establecido para postular a una persona para su canonización es de 5 años a partir de su muerte, pero existen excepciones, por ejemplo: Madre Teresa de Calcuta fue declarada santa a los tres años por el papa Juan Pablo II y este de manera inmediata en el 2014 por su sucesor el papa Francisco.

Como podemos ver, cuando se postula a una persona para su canonización, esta puede hacerse en tiempo récord, pero también es un proceso que por lo regular dura años e incluso décadas. Por cierto, no es algo bíblico, ya que en la biblia no está registrado nada sugerente y es una creación posterior de la iglesia católica...

Las fuentes de esta publicación son ACI Prensa y Wikipedia.