Cómo Estudiar E Interpretar La Biblia?: Pautas Para Discernir Las Escrituras

Comentario
Veamos algunos consejos para estudiar la palabra de Dios. Se dice que esta no necesita interpretación, que se interpreta a si misma, pero la verdad es que la biblia es el libro más difícil de entender y por muchas razones. En verdad puedes discernir las escrituras?

Reflexión Sobre el Estudio de La Biblia

Si la realidad es que la biblia es el libro más vendido de la historia, el más leído y al mismo tiempo el menos entendido. Creo que si fuésemos capaces de contextualizar el marco histórico, personal, cultural y religioso de cada pasaje tendríamos menos textos fuera de contextos convertidos en un pretexto!


Lo que te presento con un conjunto de recomendaciones para leer y más que eso estudiar y poner en práctica las enseñanzas contenidas en las sagradas escrituras. Además de las pautas iniciales al principio de esta publicación, también te aconsejamos seguir 7 pasos para así hacer más fácil que puedas entender y poner en práctica las enseñanzas bíblicas.

Consejos Que Funcionan Para Una Mejor Comprensión de Las Escrituras


Lo primero que te puedo recomendar para comprender mejor la palabra de Dios es hacer una lectura en plena comunión y bajo la dirección del Espíritu Santo. La misma biblia nos enseña que de estas cosas hablamos no con palabras dotadas de sabiduría humana, más bien con las que enseña el mismo Espíritu Santo (1 Corintios 2:13).

Otro buen consejo que puedo darte a la hora de estudiar un x tema o asunto en la biblia, es el de no ir con una idea preconcebida ya que si vas buscando textos para probar tu punto de vista es posible que los encuentres o creas encontrarlo, de igual forma si es para refutar cualquier asunto.

Lo ideal es buscar con mente abierta, no creer que sabes nada y más bien ir a ver cuál es la verdad bíblica. Sabes por qué tantas religiones por el mundo? Incluso dentro de los evangélicos hay puntos de vista tan distintos sobre cuestiones no tan difíciles de entender y la respuesta es que son orientados por sus líderes (pastores, predicadores, teólogos, etc.) en puntos doctrinales correctos o no que les enseñan a defender con fe ciega.

Somos miles de millones de personas cristianas por todo el mundo y solemos creer que tenemos la razón y por encima de los demás. La realidad es que ninguno de nosotros es lo suficiente sabio o entendido como para saberlo todo y siempre tener la razón. Lo primero es cuestionar seriamente bajo la luz de la palabra todo y cuanto se nos quiera enseñar sobre la palabra de Dios (Hechos 17:11).

Un excelente manera de protegernos de supuestas nuevas revelaciones es entender, saber y recordar que todo lo necesario para nuestra salvación y lo que debe ser nuestro estilo de vida dentro del cristianismo ya ha sido revelado en la palabra de Dios. No hay revelación nueva y por consiguiente toda predica o enseñanza ha de ajustarse 100% a lo establecido en la biblia o es hereje (Gálatas 1:8-11).

7 Pasos Necesarios Para Hacer Un Buen Estudio de La Palabra de Dios


Si bien tenemos momentos en que como de la nada nos llega la inspiración y hasta iluminación que nos permite entender ciertos pasajes de las escrituras, no siempre será así, por tal motivo te recomiendo seguir los pasos siguientes:

1- Oración

Pide al Señor y de forma sincera que su santo Espíritu te guie en la lectura, que la no te falte la sabiduría necesaria para su entendimiento y así poder aplicarla en tu diario vivir. Recuerda pedir con fe, este es el único libro del mundo que siempre que se lea su autor puede estar presente!

2- Leer

Lógico que el siguiente paso es leer, pero más que eso, estudia, escudriña y no sólo tires páginas para la izquierda, pero recuerda que para en verdad verlo todo en su contexto se necesita leerla completa. El punto es que hay libros o pasajes bíblicos que se complementan y hasta explican en otros textos de la biblia.

3- Analizar

Habla con el texto, interrógalo, responde a las siguientes preguntas:

- Quién o quienes? Estas interrogantes, identifican la persona o personajes, actores, o protagonistas que intervienen en la narración.

- Qué, Cómo, cuándo y dónde? Realiza preguntas que asocia con condiciones, modos, estados o posiciones, tiempo, horas, estación del año u otra ocasión particular, ubica en el lugar o lugares en los que están aconteciendo los hechos.

- Por qué o para qué? Son simples interrogantes, asociadas a preguntas lógicas o de razonamiento.

Si deseas saber el significado de alguna palabra, observa su uso en el texto, si no averigua un poco más en el capítulo que la contiene, si aún no logras saber su significado, lee el texto completo del libro o carta del mismo autor, si aún persiste tu duda, ubícala dentro del contexto general de la época, antiguo o nuevo testamento.

Durante este paso de análisis debes conocer los personajes principales y secundarios que intervienen en la narración del texto, conocer su condición social, si es rey, siervo, judío, extranjero, hombre, mujer, niño, adulto; además cómo interactúan o se relacionan los personajes entre sí.

También considera las relaciones entre las ideas principales y las secundarias. Si son repetitivas, son análogas, contrastan o son aclaratorias.

4- Sintetizar

Ordena lo que has analizado dándole un orden lógico, comenzando desde el mensaje o enseñanza principal que has deducido del texto, sigue con las ideas secundarias que se derivan de esta enseñanza principal, junta todas aquellas ideas conexas, dale forma lógica, ordenada, entendible, que puedas transmitir lo aprendido de una manera clara y entendible. Hazte un bosquejo o boceto de lo analizado hasta el momento.

Nota: recuerda que lo planteado en el párrafo anterior no siempre es aplicable, simplemente la lógica humana se queda muy por debajo de las cosas de Dios, y otro punto es, que hay cosas que no necesitas entender por ahora y por eso están selladas.

5- Meditar

Piensa sobre lo leído, imagínate situaciones de la vida diaria que apliquen para ti personalmente, tu familia, tu trabajo, estudios o tus relaciones sociales. Vive lo leído, recuerda, estás transformando un texto escrito en blanco y negro, en situaciones reales que tienen colores, olores, sonidos, tacto, gusto y está llena de sentimientos y emociones, pasiones y movimientos que debes descubrir. El texto debe estar impregnado de vida.

Usa tus sentidos espirituales y emocionales, intelectuales, usa tu creatividad imaginación, tu sentido común. Escucha esa que esa voz interior que te habla, si es la del Espíritu Santo, mejor. Sabes reconocer la voz de Dios?

6- Aplicar

No sólo por el hecho de que la misma palabra nos indica que debemos ser hacedores y no sólo oidores de la palabra de Dios (Santiago 1:22) como requisito para ser verdaderos cristianos, es que si no la ponemos en práctica tampoco tendremos un buen entendimiento de su verdadero significado.

7- Compartir

Si algo he aprendido es que enseñando también se aprende. Has tenido esos momentos en que hablando de Dios a otras personas logras entender algo que antes no, pues bien, parte del proceso de ser discípulos es ser capacitados para servir de bendición a otros y hay relevaciones de Dios que sólo llegan en esos momentos cuando en verdad se necesitan.

Recuerda: los siete pasos que te hemos presentado para interpretar las escrituras, son pasos que corresponden a una lógica humana de carácter didáctico o pedagógico, pero no por eso dejan de ser espirituales.

En resumen, sigue este método: Oro, leo, analizo, sintetizo, medito, aplico y comparto.

Al practicar estos pasos ellos llegarán a convertirse en un hábito, si sigues haciéndolo no hay garantías de convertirte en un experto en interpretación de las escrituras, porque al final del día el verdadero entendimiento lo da el Señor por medio de su Santo Espíritu, pero sí, te aseguro que estarás trabajando y aplicando la mejor estrategia del mundo para que esto sea posible.


Publicación inspirada en una de Tutoriales Bíblicos de donde hemos curado una pequeña parte del contenido.

0 comentarios:

Publicar un comentario